Interim management es un servicio de gestión selectiva realizada dentro de la empresa, por un ejecutivo independiente y de alto nivel cualitativo, durante un tiempo definido y pactado previamente. Desde los niveles superiores de dirección, gestiona soluciones complejas que suelen incluir potentes cambios en la empresa, con resultados a corto plazo. El servicio se realiza con contratos a tiempo parcial, por días u horas cada semana o a tiempo completo, todos los días de la semana durante un periodo establecido.

Interim management es un servicio de gestión selectiva realizada dentro de la empresa, por un ejecutivo independiente y de alto nivel cualitativo, durante un tiempo definido y pactado previamente. Desde los niveles superiores de dirección, gestiona soluciones complejas que suelen incluir potentes cambios en la empresa, con resultados a corto plazo. El servicio se realiza con contratos a tiempo parcial, por días u horas cada semana o a tiempo completo, todos los días de la semana durante un periodo establecido.
El Interim Manager se ocupa de reestructuraciones por efectos de cambios en el entorno, internacionalización y apertura de nuevos mercados, innovación y aumento de la cartera de productos, transformación de la cultura empresarial, traspasos generacionales en la empresa familiar, refinanciaciones, y otros casos de gestión donde la experiencia y la rapidez en la toma de decisiones cobran una mayor importancia.

El Interim Manager es siempre un ejecutivo experimentado, con más de 15 años de experiencia, que ha obtenido resultados en diferentes situaciones, empresas, sectores e incluso diferentes países. El tiempo en activo cuenta a favor en un Interim Manager, cuantos más proyectos haya resuelto, más efectivo será.

El Interim Manager posee habilidades únicas obtenidas a lo largo de su experiencia empresarial que le distinguen de un ejecutivo estándar. Está calificado para trabajar en el corto plazo soportando la presión, primero del aprendizaje, para analizar y evaluar la empresa y la tarea, posteriormente para proponer y planificar las soluciones y luego para implementar lo planificado en un tiempo limitado y pactado. Termina su labor en la compañía asegurando la continuidad del equipo directivo y la de la empresa tras el cumplimiento del objetivo y su salida no traumática.

Un Interim Manager trabaja desde dentro de la empresa asumiendo, durante un periodo de tiempo pactado, la dirección de la empresa o de un departamento o área. Analiza, propone, planifica y ejecuta un proyecto integrado en el equipo la empresa. Tras el cumplimiento del objetivo y transcurrido el plazo acordado organiza su salida de la compañía como su última tarea, sin crear un trastorno o trauma. Durante este tiempo el Interim Manager mantiene una visión externa, descontaminada que aporta soluciones creativas, que pasan a formar parte de los activos de la compañía.

Volver

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *