La empresa familiar

La empresa de perfil familiar es la más abundante en el tejido empresarial español y representa el 85% del total de las empresas españolas y el 70% del PIB del país. 2,8 millones de Empresas Familiares proporcionan empleo a 10,13 millones de personas. Tomando estos datos, podemos afirmar que la base de la economía española es la Empresa familiar.
La otra cara de la moneda es que solo el 9% de las Empresas Familiares está hoy en tercera generación y apenas el 1% ha llegado a la cuarta generación. El 65% de las Empresas Familiares están en el comienzo o en fase de crecimiento con su fundador como primera generación al frente de la iniciativa.

La esperanza de vida media de una Empresa Familiar es de 25 a 30 años, frente a 40 a 50 de las no familiares. La alta tasa de mortandad conlleva una gran destrucción de empleo y riqueza, creando un efecto muy negativo en la economía española.

La Empresa familiar pasa a lo largo de su vida por varias fases y en cada una de ellas prevalece un criterio o cultura empresarial. La duración de cada etapa es muy variable, pero siguiendo la indicación de las estadísticas, el 65% de las Empresas Familiares experimentas al menos dos de sus fases en la primera generación.

Fases de la empresa familiar

Producto

Se identifica un producto o servicio exitoso en un mercado concreto. Se desarrolla un sistema de producción y gestión para distribuir el producto o servicio.

Proceso

Tras el éxito del producto o servicio se introducen procesos y controles para mejorar su efectividad y eficiencia.

Planificación

Se planifica para asegurar la actividad principal y detectar nuevas oportunidades asegurando el futuro de la empresa.

Estrategia

Teniendo en cuenta el entorno cambiante en el que opera la empresa se definen sus actividades a largo plazo.

Crecimiento

Se sigue pensando en producto, se hace uso de ayuda técnica externa para aumentar producción, se conocen los costes.

Endeudamiento

Se crece con inversión en tangibles, comienza el endeudamiento desmesurado y el desgaste familiar .

Dificultades

Es la etapa en la que la empresa comienza a tener problemas de continuidad.

Profesionalización

La labor de un interim manager profesionaliza la empresa y da continuidad al proyecto familiar.

El Interim Manager como facilitador, actúa en la Empresa Familiar asegurando su continuidad y documentando los valores familiares como parte de los activos de la Empresa.

Según un estudio sobre Profesionalización de la Empresa Familiar realizado por el Instituto de la Empresa Familiar

El interim manager en la empresa familiar

Valores familiares

Los valores que han construido la empresa y la han permitido caminar en el tiempo han de ser añadidos al activo de la empresa.

Interim manager

Hace posible el cambio en la empresa y compatibiliza trabajo, responsabilidad y familia, profesionalizando y asegurando la continuidad en el tiempo.

Las empresas familiares en números

Ha pensado en regular por escrito las normas sobre la propiedad.70%
Desea que la empresa siga siendo capital y trabajo familiar.75%
Cree que hay un líder en la siguiente generación.74%
Considera conveniente la incorporación de asesores o consejeros externos.65%
No tiene establecido un método para valorar las acciones de la empresa.60%
No tiene establecida una política de reparto de dividendos.50%
No tiene normas sobre las disposiciones testamentarias.55%
No tiene normas sobre regímenes económicos matrimoniales.54%
No aprovecha las ventajas fiscales.50%
Incorporación de los miembros familiares a la empresa sin un requisito previo.74%
Regulación del trabajo y retribución de los miembros familiares.56%
No tiene un plan de sucesión.50%
Piensa que han emprendido un verdadero proceso de profesionalización.77%
Cree que es conveniente que propiedad y gestión coincidan.47%